El viento sopla, pero ya no sé si a tu favor o a mi favor. Veo por mi ventana como los árboles se mecen y me recuerdan tanto a ti y a mi. Es gracioso que unas simples ramas me traigan tantos recuerdos… lo mucho que te gustaba que mi pelo perdiese las formas, como entre sonrisas me decías;

El viento es como tú, eres como un terremoto,

“eres mi desastre preferido”.

Pienso si te acordarás tantas veces de mi al día como yo lo hago de ti, o simplemente si me recuerdas. Sí aún el viento te recuerda a mi. O si alguien ya ocupa mi lugar.

Enciendo la tele y ahí esta, ese hombre al que tanto odio durante todo el Otoño-Invierno, es él, el hombre del tiempo, anuncia que habrá cambios. Pero no ha habido suerte, dice que el tiempo empeorará, bajaran las temperaturas acompañadas de lluvias y fuertes borrascas. Si… supongo que eso significa que cada gota me recordará a ti, también el frío me hará saber que no estas.

Vuelve, aunque ya no sé si quiero que te quedes, sólo vuelve y tráeme algo que me pertenece, algo que te llevaste lejos muy lejos de mi,  mi fuerza.

Anuncios