Tiene la luna menguante más bonita entre las comisuras de la boca que jamás haya visto. Y quién no se va a enamorar de una sonrisa así.

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios