Vivimos en una sociedad corrompida por mentiras,
por engaños, por fracasos.
Una España disfrazada de democracia,
una puta intentando parecer una santa,
un te quiero que si lo pronuncias tantas veces sin ganas,
desgasta.
Bancos, banqueros, ministros, consejeros,
terminaran golpeandose el pecho diciendo,
que bien lo he hecho“.
Ellos subiendose el sueldo
y
tú suplicando un techo.
Que le jodan al presidente,
a la Santa Iglesia, la más puta de todas
y
a esa familia de revista

¡Que no me representa!

Anuncios