Contar un cuento empezando por el final,

sonreír cuando estas a punto de llorar,

un te quiero a tiempo cuando algo va mal.

Ver pasar un nunca por la ventana,

mientras dentro hay un cruce de aviones en tu pecho.

Respirar hondo por tu boca,

pidiendo tregua a la cicatriz que esconde tu cielo.

Miras a la pared pérdido, sin saber que,

junto a mi, nunca te fallará ningún mes,

le reclamaré a Sabina el mes de Abril

y un nuevo porvenir, feliz, para ti.

No temas, sueña tranquilo,

que yo te cuido y te mimo.

Ven, corre.

Ven, ríe.

Ven, sueña.

Ven, quiere.

Anuncios