El mes de Noviembre trae consigo

muchas dudas y muchos “por qué

sin respuesta.

Los días fríos te hielan hasta el alma

dejando la ilusión con forma de estalactitas congeladas.

No sé, espero que pronto llegue Enero,

que venga alguien a salvarme del Invierno.

Que calce un número más que yo de esperanza

y vista un “esto es la calma”.

Que cuando sonría me derrita los polos

y vuelva a casa como quien vuelve en el mes de Julio

de la playa.

Que invierta todo en mi piel y salga ganando.

Si mañana es Nochebuena,

ojalá sea en su cama.

Ojalá mañana me llame y vistamos el doble de ganas

y

nos desvistamos los miedos.

Ojalá ganemos.

Anuncios