De fondo unos ronquidos quieren dar paso a un nuevo día.
La noche está fría ahí fuera,
tu pecho se resiente con el invierno
pero a todo le buscas el lado bueno.
Quizá mañana amanezcamos más
cálidos, más amables, más humanos.
Quizá un mensaje a deshora pidiendo tiempo para un beso.
Quizá un perdón por lo no vivido.
Un enamorado comprando flores para su eterna amada, sepultada.
Quizás, tú y yo tarareando nuestra canción. Ojalá ella no te llame.

Ojalá nosotros.

Anuncios