Supongo que esto es ser feliz.

Volver a casa después de tantas semanas,

abrazar a tu hermano mientras te eleva al paraíso de sus brazos,

correr hacia tus amigos como único salvavidas tras un naufragio,

dejar de lamerte las heridas tú sola que para eso están ellos

para recorrer toda la ciudad a base de tabaco y Ron.

Llegar con la sensación de no haberte ido nunca,

como si el tiempo se hubiese resumido en una canción.

Si esto es ser feliz sabe a gominola, huele a melocotón

y calienta como un abrazo bajo la lluvia en medio del invierno.

Que la Navidad en realidad comienza cuando

tu madre saca todas las luces de navidad,

y la que más brilla es su mirada.

Cuando los recuerdos revolotean por toda la casa

y un ‘si ellos aún estuviesen aquí’ te trae consigo la nostalgia

y las ganas de volver a abrazar a quien jamás volverá.

La navidad en realidad es sinónimo de calor,

los días se llenan de abrazos y quizás deberíamos ser más ‘navidad’

todos los días del año.

Antes de que se me olvide; Ser feliz se parece a ti. Siéndolo.

 

@Hazmepoesia

Anuncios