Tiene un número impar de años,

una risa capaz de recorrer cientos de kilómetros
y un abrazo de sueños.
Es paz cuando soy tormenta,
y truena cuando el desorden llega.
Tiene una infinidad de sonrisas
y también formas de decir te quiero.
Es la heroína de mi historia,
la protagonista de mis recuerdos.
Domadora de mariposas,
la rosa más bonita de cualquier jardín,
la suerte de cualquiera.
Tiembla cuando llueve
y llueve cuando alguien tiembla.
Es la mejor narradora de historias,
creadora de sueños.
-Siempre- estará ahí ella,
celebrando mis triunfos y 
animando mis derrotas.
Siendo impulso cuando todos 
quieran verme tropezar.
Y es que ella es 
mi principio y mi final.
Anuncios