Odio que me miren y sentir como sus prejuicios caen en picado sobre mi espalda,

odio saber lo que estáis pensando y ni siquiera poder entenderme a mi misma.

Odio vuestras risas cuando son sobre alguien, y más si son contra quien quiero.

Me quiero.

Espero que hayáis sabido apreciar el detalle, si es que aún podéis.

Odio vuestra hipocresía y vuestros ‘lo siento’ cuando ya son demasiado tarde.

Tarde.

Odio tener que encajar dentro de vuestros ideales, porque desbordo.

Odio que os creáis con el derecho de hacer sufrir a alguien,

me dais pena.

Y creo que eso es peor que el odio,

por eso no os odio.

@Hazmepoesia

Anuncios